Noticias

El papel del inbound marketing
1 de junio de 2022, Redacción

El papel del inbound marketing

Podemos definir el inbound marketing como el conjunto de estrategias que tratan de atraer a los consumidores hacia la web de una empresa de manera voluntaria. ¿Cómo? Creando contenido valioso que vaya en línea con las necesidades del público objetivo de la compañía con el objetivo final de crear relaciones a largo plazo.

A simple vista puede parecer que el objetivo del inbound marketing y del marketing a secas es el mismo: satisfacer la necesidad de un cliente, y es verdad. La diferencia se encuentra en la forma de hacerlo: el inbound marketing se basa en producir contenido de alta calidad con el que el público objetivo realmente interactúe. No basta con mostrar tu marca al cliente, si no proporcionarle precisamente lo que necesite en cada fase del proceso que experimenta junto a nuestra empresa. Mientras que el outbound marketing busca clientes, en el inbound los clientes se acercan a ti.

La ambición del inbound marketing es conseguir audiencias comprometidas. Podría decirse que este tipo de marketing no se traduce por regla general en ventas, si no en reputación de marca. El objetivo no es que el consumidor compre, si no que esté satisfecho gracias a la ayuda que le ofrecemos y ganemos su confianza.

Entre las herramientas del inbound marketing podemos encontrar posts de blog, infografías, vídeos, libros electrónicos, whitepapers, webinars, noticias, investigaciones, diapositivas… en definitiva, cualquier material que de una forma u otra satisfaga el interés del cliente. El carácter de estos elementos debe ser educativo o de entretenimiento, de tal forma que el cliente no sienta que le quieres vender algo. Debemos ser sutiles.

 

Los principales beneficios que reporta el inbound marketing son 3:

  • Aumenta los contactos cualificados de marketing
  • Aumenta los registros (leads)
  • Incremente las visitas que recibe la página web

El inbound marketing se basa en 4 fases que se corresponden con las etapas del proceso de compra del usuario:

  1. Atraer: consiste en que un usuario llegue a nuestra web. Convertir al potencial cliente de desconocido a visitante de nuestro sitio. En esta fase nos interesa atraer audiencia de calidad, aquellos y aquellas que realmente estén interesados en nuestro producto o servicio.
    • En esta fase podemos ayudarnos de herramientas como:
      • Posicionamiento orgánico o SEO: en los resultados orgánicos de las búsquedas de los usuarios en los buscadores
      • Redes Sociales: crear contenidos para generar interacción
      • Marketing de contenidos: contenidos de calidad alineados con lo que buscan los potenciales clientes
      • Redes CPC (coste por clic) como Google Ads, Facebook Ads o Linkedin Ads
  1. Convertir: una vez que tenemos al usuario dentro de nuestra web, debemos conseguir que convierta, es decir, que nos facilite algún dato relevante que nos permita mantener su contacto, como su nombre y correo electrónico. ¿Cómo? Ofreciéndole algo a cambio: una guía, una infografía, un vídeo, un post… que le aporte información sobre la necesidad que busca satisfacer. Al conseguir el email del usuario generaremos el denominado “lead”.
    • En esta fase podemos ayudarnos de herramientas como:
      • CTAs (call to action) y formularios de captación de datos
      • Página web
      • Landing pages específicas para captar leads
      • Remarketing: reimpactar con publicidad a aquellos usuarios que visitaron nuestra web, pero no convirtieron
      • Experiencia de usuario: mejorar la usabilidad de la web
  1. Cerrar: ahora que el usuario forma parte de tu base de datos, debemos llevar a cabo dos procesos: lead nurturing (nutrición) y lead scoring (calificación). Ambos sirven para hacer madurar el lead. En el nurturing iremos proporcionando información de valor al usuario al tiempo que recopilaremos más datos suyos. Podremos calificarle en función de lo más o menos “maduro” que esté. El objetivo en esta etapa es aprovechar la información de la que disponemos para convertir el lead en cliente.
    • En esta fase podemos ayudarnos de herramientas como:
      • Email marketing: relacionarnos con los leads vía email
      • Flujos de automatización o workflows: automatización de las tareas de marketing
      • CRM: software para gestionar la relación con los potenciales clientes
      • Lead nurturing
      • Lead scoring
  1. Fidelizar: no basta con conseguir que el cliente compre, sino que es fundamental mantener una relación continuada con él o ella, para que repita en la compra o, mejor aún, nos recomiende a otros clientes.
    • En esta fase podemos ayudarnos de herramientas como:
      • Redes sociales
      • Email marketing
      • Flujos de automatización
      • Lead nurturing
      • Lead scoring

 

Una vez comprendido el potencial del inbound marketing es el momento de ponerlo en práctica. ¿Te atreves?

 

Más sobre LF Channel