Noticias

clavesagenciadecomunicaciónadecuada
15 de diciembre de 2021, Joel Márquez

Claves para saber si trabajas con la agencia de comunicación adecuada

¿Conoces las claves para saber si trabajas con la agencia de comunicación adecuada?  Cuántas veces habrás escuchado a lo largo de tu carrera profesional la mágica frase “queremos el efecto WoW”. Cuatro palabras interconectadas que salen de la boca de un/una responsable de comunicación, junto con una mueca de indiferencia a modo de feedback, tras presentar una campaña de comunicación.

Lo que en realidad está intentando expresar el o la clienta es que desea más espectacularidad, más “fuegos artificiales”, algo que sorprenda a su audiencia. Para la agencia, en cambio, esas palabras suelen representar el primer paso para sumergirse en una más que probable ronda de cambios sin fin. Algo que quizás no acabe satisfaciendo las necesidades de la clienta o cliente.

Los tiempos han cambiado y las relaciones entre una agencia de comunicación o marketing y sus clientes también deberían de hacerlo. Y con esto no nos referimos a tener las reuniones virtuales en lugar de presenciales.

Hace años era habitual que las marcas se guiaran por la espectacularidad de los eventos o acciones que las agencias presentaban para ser las escogidas. Sin embargo, hoy en día, si se quiere crear una relación profesional que genere buenos resultados, hay una serie de aspectos que deben valorarse en el momento de decidir.

Elegir la agencia adecuada para gestionar la comunicación y branding es una decisión crítica en cualquier departamento de comunicación. Ya que está en juego la reputación de una marca en ocasiones reconocida en todo el mundo y valorada en millones de euros.

Con más de 25 años de experiencia gestionando la estrategia comunicativa de pequeñas y grandes marcas internacionales, desde LF Channel queremos compartir algunos consejos. Queremos ayudarte a tomar las decisiones correctas para decidir si quieres continuar trabajando con tu agencia actual. Estamos seguros de que te servirán para sacar el máximo partido a vuestra relación.

 

  1. La confianza: mucho más allá del SoW

El scope of work (SoW) es el documento que recoge todos los entregables a los que se compromete la agencia en un periodo de tiempo determinado. Pero la capacidad de cumplimiento de dichos entregables o las estrategias de comunicación propuestas no pueden ser únicamente lo que determine el nivel de calidad de una agencia.

Si realmente quieres establecer una relación de confianza, tendrás que valorar muchos otros aspectos. Por ejemplo, el nivel de seniority y el background de los miembros que gestionarán tu cuenta, la calidad de las relaciones con los medios de comunicación, su creatividad o su capacidad multidisciplinar, más allá de las habilidades redaccionales clásicas. Si te fijas en esas cualidades, irás por el camino correcto para asegurarte de que cuentas con un equipo de profesionales de plena confianza. Así te podrán guiar en un mercado que seguramente conocen mucho mejor que tú.

 

  1. La claridad: no dar nada por sentado

Si hay algo que te va a ayudar a consolidar una buena relación con tu agencia de comunicación es la claridad. Hablamos de una comunicación bilateral sin rodeos. Manejar adecuadamente las expectativas en cuanto a resultados y especialmente, ser francos a la hora de dar feedback durante todo el proceso de comunicación es clave. Construir confianza es una cuestión de tiempo y los errores, tarde o temprano pueden llegar. No hay que juzgar el trabajo de largo recorrido de una agencia por un fallo puntual, pero tampoco hay que esconder cosas bajo la alfombra, porque a la larga, se tensará la relación.

 

  1. La visión: adelantarse a las dificultades

Una agencia es mucho más que una extensión de tu propio equipo. Tiene que ser parte de él. De esta manera podrás empezar a construir esa relación de confianza tan necesaria. Por otro lado, es vital que la agencia tenga el suficiente conocimiento del mercado para detectar con antelación hándicaps o dificultades que este pueda presentar. De este modo, el cliente optimizará sus recursos en aquellas estrategias de comunicación que realmente le generen un rédito comunicativo y no malgastará esfuerzos en acciones que no cumplan sus expectativas. La agencia no sólo debe ejecutar,  también asesorar desde su punto de vista experto.

 

  1. La proactividad: suficiencia vs. excelencia

Volviendo al pacto de trabajo establecido entre agencia y cliente, es necesario que la primera se ciña a hacer bien las tareas a las que se ha comprometido. La proactividad debe ser la norma a la hora de detectar y ofrecer oportunidades de desarrollo para el cliente. Vamos con un ejemplo: si sabemos que nuestro cliente dispone de presupuesto, podríamos adelantarnos y brindarle una agenda de los eventos que tendrán lugar en el próximo trimestre y que puedan ser de su interés. Esto es válido siempre que creamos que su presencia o colaboración pueda ser relevante y beneficie a sus objetivos. Por otro lado, es importante que la agencia no reciba de forma recurrente tareas que no están incluidas en su marco de trabajo.

 

  1. El respeto: haz que se sientan parte de tu equipo y de tus éxitos

La agencia debe sentirse parte de tu propio equipo, ya que contribuye activamente al desarrollo de negocio de la compañía a través de su trabajo. Del mismo modo en que hay que identificar clara y constructivamente cuando algo no marcha bien, se debe elogiar públicamente a la agencia cuando los éxitos llegan gracias a su buena labor. Todos los miembros del equipo deben sentirse respetados y valorados por igual, ya que en menor o mayor medida todos contribuyen a los buenos resultados de una cuenta.

Al valorar estos 5 aspectos clave dentro del proceso de selección de una agencia de comunicación y/o marketing, o cuando se valora su continuidad, la decisión será mucho más fácil. Más allá de lograr una comunicación efectiva para la marca, una relación basada en el respeto y la confianza siempre dará sus frutos más allá del cortoplacismo, y el retorno de la inversión será una cuestión de tiempo.