Cuatro crisis relacionadas con las personas a evitar en 2024

18 Dic 2023

Después de tres años de crisis sucesivas, los líderes parecen sentirse menos capacitados para manejarlas. Así lo confirman los últimos datos del Worldcom Confidence Index, que muestran que los líderes empresariales pierden su confianza en la gestión de crisis. ¿Están preparadas las compañías  para manejar la próxima crisis que se les presente? La mayoría no, según este artículo de Forbes, que destaca que solo el 49% de las empresas de EE.UU. encuestadas tienen un plan formal de comunicación de crisis. Otro 28% tiene un plan informal (es decir, indocumentado) de comunicaciones de crisis, y casi una cuarta parte (23%) no tiene uno o no están seguras de tenerlo.  

Para dar solución a este problema, los socios de Worldcom han creado el servicio de preparación y protección de crisis SALUS, disponible en varios países.  

Así, provistos de las  últimas clasificaciones de confianza del Global Business Leaders Confidence Index (WCI) de Worldcom, hemos pedido a los expertos en gestión de crisis de esta asociación que eligieran los cuatro temas relacionados con las personas que tienen más probabilidades de ser causa de daños a la marca, la reputación y el liderazgo.  

 

1. No prevenir las amenazas para la reputación derivadas de la reducción de plantilla 

La crisis económica mundial está obligando a las compañías a revisar las necesidades de sus trabajadores. Y algunas ya han hecho despidos. Por lo tanto, no es de extrañar que los últimos datos de la WCI sitúen la retención de talento como el tercer tema más importante para los líderes globales.

 

Los despidos pueden ser inevitables, ya que las empresas tratan de adaptarse a las difíciles condiciones del mercado y a las necesidades cambiantes de los clientes. Unos cambios que significan que retener a los empleados más cualificados y atraer a otros profesionales será una gran prioridad. Por lo tanto, recomendamos que todas las organizaciones desarrollen una estrategia de comunicación para sus necesidades de personal a corto y largo plazo. Esta estrategia debe tener en cuenta cualquier cambio previsto (como los despidos) para minimizar el riesgo de reacciones negativas. También debe tener en cuenta  temas como DEI y la mejora de las competencias si la organización quiere retener a su talento más brillante y atraer las nuevas habilidades que precisa para tener éxito 

 

2. Mala gestión de las expectativas en torno al trabajo híbrido y flexible 

Empresas de todo el mundo actuaron rápidamente ante el impacto de la pandemia y adoptaron nuevas formas de trabajar. Esto ayudó a las empresas a sobrevivir, pero también cambió las actitudes de los empleados respecto a su relación con el trabajo y mejorar la manera de llevarlo a cabo.

Algunos empresarios han comenzado a insistir en que la gente vuelva a la oficina a tiempo completo o casi completo. La decisión de Zoom de exigir que los empleados estén en la oficina, como se informa en este artículo: Zoom le dice al personal que venga a la oficina al menos dos días a la semana | Zoom | The Guardian, muestra cómo lo que parece ser una decisión interna, puede convertirse en un problema de reputación de marca. 

Por ello, recomendamos que las compañías adopten un enfoque que priorice a las personas y no a la empresa en sus decisiones operativas.  Si escuchan a sus empleados, comprenden su actitud ante el trabajo flexible y adaptan su forma de trabajar para mejorar el rendimiento personal y organizativo y la conectividad, tendrán menos probabilidades de sufrir una crisis en 2024.  

 

3. No mejorar ni reciclar las competencias del personal para retener al mejor talento 

Como se ha señado anteriormente, la batalla por las habilidades en demanda se ha intensificado en 2023 – particularmente con la expansión de la tecnología de IA generativa. En el mundo pre-pandémico, esto normalmente habría derivado en técnicas de reclutamiento agresivas y de alto perfil. Pero, para evitar aumentar el riesgo de una crisis relacionada con las personas, tiene sentido abordar esta brecha de habilidades desde dentro, mejorando las competencias de los empleados. Como muestra un estudio publicado en Forbes, invertir en el desarrollo de los empleados de esta manera alentará a los trabajadores (particularmente a la Generación Z) a mantenerse fieles. El artículo señala que “un buffet de valiosas oportunidades de capacitación puede inspirar a trabajadores de todas las edades a mejorar sus habilidades y mantenerse en su puesto”. Este enfoque de contratación desde dentro, lo que un artículo en la Harvard Business Review llama “contratación silenciosa”, protegerá a las organizaciones de las afirmaciones de que está dando la espalda a los empleados actuales. 

Por lo tanto, recomendamos que las empresas sean proactivas a la hora de identificar formas de mejorar y reciclar a sus empleados, en lugar de centrarse en la contratación externa. Esto reducirá significativamente la probabilidad de insatisfacción de la plantilla y el consiguiente daño a la marca externa que proviene de no ser visto como una organización que prioriza a las personas. 

 

4. No adoptar un enfoque equilibrado de la diversidad, la equidad y la inclusión (DEI) 

Diversidad, Equidad e Inclusión (DEI) ha recibido mucha atención de líderes globales en los últimos tres años y encabeza el Índice de Confianza de Worldcom en términos de compromiso de líderes desde hace más de un año. Como resultado, la mayoría de las organizaciones han tomado medidas para ser más inclusivas. Pero estos esfuerzos no siempre son bien recibidos universalmente.  Según un estudio publicado en Harvard Business Review, el 42% de los empleados cree que los esfuerzos de su organización en materia de DEI son divisivos. 

Por lo tanto, recomendamos que se evalúe si las políticas y los cambios de DEI están teniendo el impacto adecuado en términos de felicidad de los empleados, rendimiento empresarial y percepción de la marca. No hacerlo podría exponer a la organización a riesgos innecesarios en 2024 y perder el apoyo de las principales partes interesadas, incluidos los consumidores, los empleados y los inversores. 

 

Prepárate para los principales riesgos a los que hay que hacer enfrente 

Estos cuatro riesgos se centran en cuestiones relacionadas con las personas. Pero hay otros temas en el Índice de Confianza  de líderes mundiales de Worldcom que tienen menor confianza que las áreas mencionadas anteriormente, por lo que recomendamos que cada organización audite su exposición al riesgo en función de su propio contexto. 

Estar PREPARADO para los problemas que tienen más posibilidades de surgir reducirá significativamente la probabilidad de daños de marca y al negocio derivados de una crisis. 

Por eso,  los socios de Worldcom crearon el servicio SALUS de preparación y protección frente a crisis. Proteger su negocio, marca y reputación, necesita un enfoque EXPERTO por parte de de especialistas en crisis y problemas que entiendan su contexto local y global. Nuestros expertos en crisis pueden ofrecer una respuesta de emergencia para minimizar los daños, pero prefieren centrarse en prepararlo para que los problemas nunca se conviertan en una crisis. 

Si quieres ayuda para prepararte para lo peor que pueda deparar 2024, o si necesitas ayuda de crisis ahora mismo, contáctanos: info@lfchannel.com.

LF HITS

Normalmente, los primeros meses del año vienen cargados de noticias importantes que las compañías quieren comunicar. Es momento de colocarse en...

LF HITS

¡Volvemos a la carga con el primer “LF HITS” de 2024! Hemos vuelto con mucha fuerza, con las pilas renovadas y con muchas ganas de seguir haciendo...

¿Hablamos?

Teléfono Barcelona

Teléfono Madrid

Privacidad