Noticias

17 de octubre de 2022, Redacción

Big Data y la inteligencia artificial: los mejores aliados de la comunicación actual

La sociedad actual es testigo de grandes cambios a todos los niveles; y la tecnología ha modificado las reglas del juego, especialmente gracias a la digitalización. Las revoluciones tecnológicas son cada vez más habituales, igual que el concepto del 5G y el afianzamiento de la Industria 4.0. Esto se traduce a potenciar la transformación del sector industrial en espacios inteligentes basados en el Internet de las cosas (IoT, por sus siglas en inglés) y en computación cognitiva. Sobre estos aspectos reflexiona nuestra CEO, Imma Folch Lázaro, en este artículo de Dirigentes Digital.

Los profesionales de la comunicación debemos saber aprovechar la revolución tecnológica que estamos viviendo para mejorar la relación entre las organizaciones y sus stakeholders. Y es en esta ecuación donde ejercen un papel protagonista el Big Data y la Inteligencia Artificial (IA):

  • El Big Data ya está en boca de todas y se ha convertido en un esencial a la hora de tomar decisiones empresariales. Además, sirve como un proceso muy potente para conocer y administrar de forma óptima los datos de los clientes, con el objetivo de ofrecerles experiencias personalizadas y adaptarse al máximo a sus gustos y necesidades.
  • Por su parte, el gran potencial de la inteligencia artificial reside en la automatización de la generación de contenidos. Este sistema nos ayuda a los profesionales de la comunicación a mejorar la estrategia comunicativa generando un mayor interés.

 

La revolución tecnológica en los medios de comunicación

El mayor valor para un medio de comunicación es recibir información de calidad y de forma exclusiva. Los envíos masificados a bases de datos infinitas cada vez funcionan menos y los periodistas están cansados de nuestra falta de filtro a la hora de realizar envíos.

La personalización es el camino a seguir y para ello debemos cuidar nuestra estrategia de contenidos. Tenemos que adaptarnos a las tendencias antes incluso de que estas aparezcan. La anticipación y segmentación son palabras esenciales para lograr una comunicación de 360 grados adaptada a la situación actual.

Por ejemplo, en el caso de las redes sociales siempre debe haber un equipo responsable de revisar el feedback de los usuarios. Utilizar la tecnología para detectar rápidamente una potencial crisis a través del análisis de las conversaciones en redes sociales puede permitirnos mitigar el problema antes de que se propague.  ¡Saquemos provecho del potencial de la tecnología!

 

La importancia de la ética en la generación de datos

Todos somos conscientes de que cualquier actividad cotidiana de cualquier persona es susceptible de generar datos de interés para empresas y corporaciones. Esto impacta directamente en la privacidad y la identidad de los usuarios, generando sesgos y prejuicios que deben preocuparnos. Como ocurre con cualquier otro aspecto de la vida, nuestra convivencia con la inteligencia artificial debe basarse en la ética.

En este escenario juega un papel importante la lingüística moderna. Ya se está discutiendo la integración de la comunicación inclusiva en la educación infantil para evitar que cuando un profesor hable de “el bombero o el doctor”, las niñas no se sientan interpeladas. Esta misma reflexión debe llegar al ámbito de la inteligencia artificial para que esta tecnología crezca libre de prejuicios.

Por tanto, debemos aplicar la comunicación inclusiva en cualquier estrategia de comunicación que desarrollemos. Hay que tener presente la globalización y que nuestras comunicaciones pueden llegar a públicos muy diversos. No comprender esta interculturalidad solo nos pondrá trabas en el camino hacia un mundo más justo. Teniendo en cuenta que el futuro es un mundo digital, si queremos que este sea más igualitario, necesitamos que la tecnología también lo sea. ¿Y tú, te sumas a formar parte del cambio para lograr la equidad a la hora de comunicar?